Barrio de Santiago en Bruselas

Grand Place, Brussels, Bruxelles, Belgium, Belgica

Los turistas que transitan embelesados admirando la belleza ornamental de los edificios de la Grand Place de Bruselas (declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1998), suelen abandonar la capital administrativa de Europa desconociendo un pequeño tesoro situado a pocos metros de ella, el Barrio de Santiago, o Saint Jacques.

Barrio de Santiago, Bruselas. Brussels, Belgium

Epicentro clásico de la escena gay de Bruselas, en el que se encuentran locales cómo Le Belgica (rue du Marché au Charbon 32), con una programación de Dj’s residentes de lo más atractiva, sus antiguas calles están experimentando una renovada transformación en los últimos tiempos.

Barrio Santiago, Bruselas. Brussels, Belgium

Un microcosmos cuyo eje principal es la rue du Marché au Charbon, una animada calle en la que antiguos locales, cómo el Bar Llanes (rue du Marché au Charbon 88), se alternan con modernos espacios de apertura más reciente, cómo el Café Charbon (rue du Marché au Charbon 90), una buena opción para un picoteo informal a base de tartines (los típicos sandwiches abiertos de la gastronomía francófona), ensaladas o sopas.

La Fruttiere, Bruselas. Brussels, Belgium

Junto a ellos, tiendas de moda de nuevo cuño, cómo PriveJocke o gastro, como La Fruitière (rue du Marché au Charbon 99-103), un bar de quesos con una extensa carta, en el que además de comprar para llevar, también se puede comer in situ.

De la antigüedad del barrio dan cuenta historias cómo la que encontramos detrás del nombre de la rue du Jardin des Olives. Se remonta a la Edad Media, cuándo alguien piadoso reconstruyó el Jardín de los Olivos a lo largo de la pared del primer muro de Bruselas que se encontraba en esta vía. En ella encontramos la fachada norte de la Église Notre-Dame de Bon Secours (rue du Marché au Charbon 91), parada de los peregrinos del Camino de Santiago a su paso por Bruselas.

Place Fontainas, Bruselas. Brussels, Belgium

En el extremo más alejado de la Grand Place, en la Place Fontainas, se encuentra uno de los lugares de visita obligada para los que quieren ampliar su conocimiento sobre la cultura cervecera del país durante su visita a Bruselas, Moeder Lambic (Place Fontainas, 8).

Se trata del segundo local abierto por los nuevos propietarios del establecimiento original del mismo nombre situado en el barrio de Saint Gilles, y en el que encontramos una carta con más de 300 variedades de cerveza. Trapenses, de abadía, tipo gueuze (la típica de Bruselas) o de importación, hay opciones para todos los gustos, y a las que se puede acompañar de sus platos de quesos, entre otras opciones de picoteo.

Bruselas para amantes del Art Nouveau

La capital belga es bien conocida por sus exquisitas chocolaterías, de hecho en Bruselas se inventó en 1912 el praliné -el bombón relleno de chocolate-, por el nieto del fundador de la casa Neuhaus.

También por contar con un buen número de tabernas en las que encontrar interminables cartas de cervezas que hacen difícil la elección hasta para los paladares más especializados.

En algunas, cómo Delirium Café aseguran contar con 3.000 tipos de cerveza, sin llegar a esos extremos, es de lo más común encontrar locales con acogedores ambientes decimonónicos que ofrecen hasta cincuenta variedades de cerveza, la taberna restaurante Au Vieux Spijtigenduivel, en el barrio de Uccle, es uno de ellos.

Pero Bruselas, es además, el lugar perfecto para disfrutar del Art Nouveau, el nombre con el se conoció en Bélgica a la corriente que a finales del siglo XIX y principios del XX renovó los cánones artísticos inyectando un aire moderno, durante el periodo denominado fin de siècle y belle époque.

Paseando por las calles de Bruselas, podemos encontrar pinceladas de Art Nouveau en las fachadas de muchos de sus edificios, en forma de delicados motivos florales y con profusión de acero y cristal -novedades derivadas de la revolución industrial-, en sus miradores y balcones. Un buen ejemplo es el que encontramos en la rue Franz Merjay, en cuyo número 45 se encuentra una vivienda obra del arquitecto A. Pétry (1899) decorada con un perfil femenino policromado y flores de hierro forjado, que precede estas líneas.

Fué el arquitecto belga Victor Horta (Gante, 1861 — Bruselas, 1947 ) el que con su primera obra innovadora -la Casa Tassel (rue Paul Emile Janson 6), construida entre 1892 y 1893, un encargo de su adinerado amigo del mismo nombre para construir su vivienda familiar-, iniciaría el movimiento.

Su mente pionera nos permite disfrutar de otras de sus obras sobresalientes en Bruselas. La Casa Solvay (Avenue Louise 224), edificada entre 1895 y 1900, su propia casa estudio, la Casa Horta (rue Américaine 25), construida entre los años 1898 y 1901 y que hoy alberga el Museo Horta dedicado al Art Nouveau, y la Casa van Eetvelde (Avenue Palmerston, 2-4) levantada como residencia del  Secretario General para el Estado independiente del Congo entre 1895 y 1897.

Las cuatro casas han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.