Estocolmo, pasado, presente y futuro

Gamla Stan, Estocolmo

Disponer de amplias áreas verdes, contar con carriles bici y ofrecer la posibilidad de desplazarse o ir a trabajar utilizando sistemas más sanos, son algunos de los elementos que tienen cada vez más peso en los rankings de las mejores ciudades del mundo para vivir. Uno de los más conocidos, y que más nos gusta, es el Informe anual de Calidad de Vida que elabora la revista Monocle.

Y Estocolmo, una ciudad repartida sobre catorce islas unidas por cerca de sesenta puentes -por algo la llaman la Venecia del norte-, nos recibe con sus aguas cristalinas, sus enormes zonas verdes y sus 760 kilómetros de carril bici. No es extraño que la capital sueca ocupe el puesto número 6 en el último informe de la revista británica, para 2015. Ni que muchos de los que visitan Estocolmo elijan la bicicleta como la forma más cómoda de recorrerla pedaleando y respirando su aire limpio, ya que la ciudad cuenta con un sistema público de alquiler de bicicletas que ofrece al que está de paso -de abril a octubre-, tarjetas de tres días por 250 coronas suecas, unos 27 euros.

Skeppsbron. Estocolmo

Estocolmo nos sorprende también por su pasado. Posee uno de los cascos antiguos más bellos y mejor conservados de Europa, la ciudad vieja (Gamla Stan), que ocupa la pequeña isla de Stadsholmen sobre la que fué fundada Estocolmo, de cuya historia se conservan múltiples rincones con encanto, cómo sus estrechas y empinadas calles medievales y sus plazas de adoquines a las que se abren las terrazas de acogedores cafés -cuando el tiempo lo permite-, y en la que también se encuentra la Catedral luterana de San Nicolás, la gran iglesia (Storkyrkan), con sus paredes de color amarillo, una tonalidad, junto a ocres y alberos, presente en la mayoría de los edificios de Gamla Stan, y el Museo Nobel.

Tampoco hay que olvidar el presente más rabioso, por eso hay que visitar Moderna Museet, la colección de arte contemporáneo más importante del país. Un edificio del arquitecto español Rafael Moneo situado en la isla de Skeppsholmen, que alberga la colección permanente de la institución y añade el interés de visitar exposiciones temporales todo el año.

Y si hablamos de futuro, inmediato en este caso, la Navidad es una época especial para viajar a Estocolmo, cuando la nieve empieza a cubrir sus calles y las aguas que la rodean adquieren un brillo especial con el reflejo del sol sobre el hielo. A ello se añade la magia de los mercados navideños, como el Stockholm Old Town Christmas Market que despliega cada año sus puestos desde el 21 de noviembre al 23 de diciembre, de 11:00 a 18:00 horas.

Málaga, ciudad de museos

Teatro romano, Málaga

Además de por su historia que se remonta a los fenicios, su teatro romano y su hermosa Alcazaba, sus playas, y su clima templado todo el año, Málaga sorprende al viajero por el número de museos que se concentran en su casco histórico, la nada despreciable cifra de 36, para una ciudad de algo más de 572.000 habitantes.

De entre ellos, destacan por su interés, la pinacotecas, que hacen de Málaga una de las ciudades europeas con mayor porcentaje de centros de arte de interés por habitante. Estos son tres imprescindibles en tu visita.

Museo Picasso Málaga

El Palacio de los Condes de Buenavista, muestra entre sus paredes renacentistas y mudéjares más de 230 obras realizadas desde 1892 hasta 1972, un excelente recorrido por la larga y prolífica trayectoria del malagueño más universal, Pablo Picasso.

Enmarcadas en la agenda de exposiciones temporales que organiza, efectúa actividades para todos, y durante los fines de semana, ofrece visitas guiadas para grupos de adultos con niños. Incluye un recomendable café en el jardín del palacio, ideal para un alto en el camino al abrigo de las sombras de su vegetación, un pequeño oasis en pleno corazón de Málaga.

Museo Picasso Málaga
Dónde: San Agustín, 8
Entrada general: colección permanente, 7 euros Exposición temporal, 5,5 euros. Combinada, 10 euros. Consulta otras tarifas

Centre Pompidou, Málaga

Centre Pompidou de Málaga

La primera sucursal del museo francés Pompidou fuera de Francia, abrió sus puertas en 2015, junto al Muelle 1, en el barrio de la Malagueta y al abrigo de la Alcazaba. Gracias al acuerdo entre el prestigioso centro francés y el ayuntamiento malagueño, el edificio El Cubo acoge una colección permanente de más de 90 obras procedentes del Museo Nacional de Arte Moderno del Pompidou (MNAM).

Un recorrido por el arte de los siglos XX y XXI, a través de la obra de artistas cómo Chagall, Bacon, Calder, Léger o Miró. Además, organiza exposiciones temporales anuales comisariadas por el propio Pompidou, y ofrece visitas guiadas interactivas a la colección.

Centre Pompidou Málaga
Dónde: Puerto de Málaga, Pasaje Doctor Carrillo Casaux, s/n, Muelle 1
Entrada general: colección permanente, 7 euros Exposición temporal, 4 euros. Combinada, 9 euros. Consulta otras tarifas

Museo Carmen Thyssen, Málaga

Museo Carmen Thyssen de Málaga

Otro inmueble de abolengo, el Palacio de Villalón, alberga desde 2012en Málaga cerca de 270 piezas de la colección Carmen Thyssen de arte del siglo XIX, desde Francisco de Goya a Pablo Picasso. Durante todo el año, organiza exposiciones temporales de interés, cómo la que puede contemplarse hasta el próximo 21 de febrero de 2016 Carteles de artista. De Toulouse-Lautrec a Jeff Koons.

Además en su completa programación ofrece actividades para todos, como cuentacuentos en familia, y visitas guiadas para grupos a su colección. La visita hay que completarla entrando en la completa tienda del museo, además de la luminosa cafetería, que se abre a un pequeño patio interior, perfecta para un desayuno relajado antes de comenzar la visita al museo.

Museo Carmen Thyssen Málaga
Dónde: Compañía, 10
Entrada general: colección permanente, 6 euros Exposición temporal, 4,5 euros. Consulta otras tarifas

Ver listado completo de los 36 museos de Málaga

Octubre en Madrid

Munch Museum, Oslo. Noruega

El recién estrenado mes de octubre, permite disfrutar de varias citas con el arte y la arquitectura en Madrid.

Si viajas a la ciudad, te esperan las rutas y paseos que organiza el Colegio de Arquitectos de Madrid con motivo de la XII Semana de la Arquitectura de Madrid, un evento para conocer el patrimonio cultural de la ciudad, y que en esta ocasión, tiene a Berlín cómo ciudad invitada.

El arte también se abre al gran público, con la apertura de los talleres de artistas que trabajan en Madrid, gracias a Open Studio, que permite visitar más de treinta espacios creativos de la ciudad.

Y cómo colofón, la próxima apertura de la exposición dedicada a Edvard Munch en el Museo Thyssen-Bornemisza, una de las grandes muestras del otoño madrileño.

Más información sobre todas ellas, en el artículo publicado hoy en El Viajero, Quincena arty en Madrid.