Parques para contemplar el otoño

Ekeberg Park, Oslo. Noruega

Los parques adquieren en otoño una de las puestas en escena más impactantes, cuándo los colores ocre y la tonalidades rojizas y doradas nos invitan a recorrerlos. Una actividad relajante y muy gratificante en tu viaje.

Aspira los olores del otoño y prepara tu vista para contemplar los tres magníficos parques que hemos seleccionado aquí, además de árboles te esperan otras sorpresas en tu visita.

Ekeberg Park, Oslo. Noruega

Hace dos años la capital noruega recuperó para sus habitantes y visitantes la colina de Ekeberg, un antiguo parque público caído en el olvido en los años 60 situado al este de la ciudad. Las vistas impresionantes del fiordo de Oslo que se obtienen desde ella, no son su única atracción, ya que además durante nuestro paseo podremos contemplar las treinta y cuatro esculturas, donadas por el filántropo local Christian Ringnes, entre las que se incluye la obra de artistas cómo Rodin, Dalí, Maillol, Sean Henry, o Bourgeois.

Horarios y plano: Ekebergparken

El Capricho, Madrid

El Capricho, Madrid. España

El madrileño Parque El Capricho de la Alameda de Osuna, es uno de esos rincones con encanto de Madrid que pasan desapercibidos para el gran público. Su carácter de pseudo desconocido le ha permitido conservar intacto el espíritu con el que fue diseñado en 1787, por la Duquesa de Osuna, cómo su particular capricho. Concebido en su mayor parte cómo un jardín paisajista inglés, nos ofrece espacios en los que disfrutar de la naturaleza en estado puro, y a la vez de los templetes, fuentes y plazoletas, además del palacio de los duques, que también incluye.

Horarios y plano: El Capricho

The High Line, NYC. Nueva York

High Line, Nueva York. Estados Unidos

Pocos desarrollos urbanísticos de Nueva York gozan de la popularidad de The High Line, la antigua línea de ferrocarril de carga (West Side Line) recuperada cómo el paseo urbano más bonito de la ciudad. No sólo ha transformado el paisaje urbano de Nueva York -desde Meatpacking District y Chelsea, hasta W. 34th St. (entre la 10th y la 12th Ave.)-, también es la mejor forma, y gratis, de contemplar la evolución urbanística de una ciudad en continuo cambio, de ver el skyline de Manhattan, las vistas de Hudson river, y los colores otoñales en las plantas y árboles que lo decoran.

Horarios y plano: The High Line

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *