5 Razones por las que visitar Sevilla esta primavera

Barrio del Salvador, Sevilla

Sevilla nos recibe en primavera con los colores de las jacarandas en flor, que tiñen de lila los numerosos parques y jardines de la ciudad. Y también con una agenda y varias actividades, que hemos reunido aquí.

Esta primavera Sevilla suena a ópera de Puccini -con la representación de Tosca en el Teatro de la Maestranza- hasta mediados de junio. En otros muros cargados de historia -antiguo palacio almohabe y convento de las Clarisas-, el Espacio de Santa Clara, nos sorprende hasta el próximo 12 de junio, la exposición De Zurbarán a Picasso, artistas andaluces en la Colección Abelló. Una magnífica selección de piezas de artistas andaluces, algunas de ellas exhibidas por primera vez en España.

Y hasta el 2 de julio, la obra de uno de los grandes fotógrafos del siglo XX, Sebastião Salgado, ocupa la Avenida de la Constitución -con la muestra al aire libre Génesis-, que reúne 38 fotografías en blanco y negro del comprometido artista brasileño, con paisajes, animales y personas, totalmente alejadas de la civilización, situadas en regiones remotas, casi intactas, en las que el silencio y la propia naturaleza, son los protagonistas.

Sevilla también nos invita en primavera -y antes de que el calor apriete- a recorrer su zona centro, o las orillas del Guadalquivir, en bicicleta, gracias a la amplia red de carril bici de la que dispone.

Una de las opciones más cómodas y económicas, es utilizar el servicio de alquiler de bicicletas públicas de la ciudad, SEVICI. Para los que están de visita, el sistema permite sacar un abono de 7 días consecutivos. Los primeros 30 minutos -cada vez que se retira una bicicleta de una estación- son gratuitos, y para darse de alta, tan sólo es necesario dirigirse a alguna de las más de 260 estaciones repartidas por todo Sevilla.

Setas de la Encarnación, Sevilla

La controversia acompañó la construcción del Metropol Parasol -una enorme estructura de madera con un mirador que además alberga varios espacios multiuso en sus cinco niveles-, y los sevillanos lo llaman desde su inauguración en 2011, las Setas de la Encarnación, -por la forma de los seis parasoles que la forman y la plaza en la que se encuentra-, pero hay que reconocer que el diseño del arquitecto berlinés Jürgen Mayer, es una magnífica forma de ver Sevilla desde las alturas mientras serpenteas por su estructura.

El precio de subir al mirador incluye una consumición gratuita en los establecimientos adheridos -e indicados en la entrada-, y es gratis, para los menores de 12 años. No olvides tu cámara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *