Viajar a Berlín

Berlín, muro

Berlín tiene una cultura artística y alternativa, muy presente en la vida cotidiana. El moderno distrito de Kreuzberg es una de estas zonas culturales que sin duda merecen una visita. Además, está rodeado por los distritos más céntricos de la capital alemana, Mitte y Tiergarten al norte, Neukölln al sur, Schöneberg al oeste y Friedrichshain al este.

En Kreuzberg, dónde el porcentaje de población ya es prácticamente similar entre turistas y locales, encontrarás una gran variedad de ofertas en arquitectura, arte y cultura. Gracias a su población multicultural, en Kreuzberg existen muchos restaurantes internacionales donde podrás degustar distintos tipos de cocina, además de la famosa currywurst, el turco doner kebab o la pizza turca conocida como ahmacun.

Muy cerca también, encontrarás el tramo más largo que queda del Muro de Berlín y el Checkpoint Charlie, el paso fronterizo más famoso del antiguo Berlín. Otra visita obligada durante tus vacaciones en la capital alemana, es la Topografía del Terror, un centro de documentación del reinado nazi, y el Museo Judío de Berlín, que a través de obras artísticas y objetos de la vida cotidiana, muestra la historia de los judíos que viven y vivieron en Alemania durante los últimos dos mil años.

Si quieres alejarte del ajetreo del centro de la ciudad, el parque Görlitz ofrece todo aquello que necesitas para un momento de relax, sólo, con amigos o en familia. Una de las calles más importantes del distrito, la calle Orange, dispone de gran cantidad de tiendas, cafés y bares, para tomar un café o un cóctel. Para los adictos a las compras, es indispensable hacer una visita a las calles del centro o al famoso centro comercial KaDeWe, situado en el bulevar Kurfürstendamm.

En Kreuzberg, o en cualquier otro distrito del centro de la ciudad en el que te vayas a alojar, siempre es recomendable ahorrar algo de dinero y buscar algún apartamento. Si alquilas un apartamento barato en Berlín tendrás la posibilidad de vivir unos días como un auténtico berlinés, comprar ingredientes que en tu ciudad no encontrarías y aprender a cocinar las mejores delicias alemanas.

Publicado por M.Carmen Voces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *